Cómo alargar la vida de tu coche.  Cuando adquirimos un coche por primera vez, la forma en la que cuidamos de los diferentes componentes durante el tiempo que lo usamos, determinará cuanto tiempo permanecerá en buenas condiciones.

Por lo tanto, para cuidar y mantener tu coche en las mejores condiciones durante mucho tiempo, deberás seguir las recomendaciones que te dejamos más abajo.

En artículos anteriores hemos hablado sobre cómo organizar el maletero del coche o como abrir el coche con las llaves dentro. Sin embargo, en el artículo de hoy hablaremos acerca de cómo alargar la vida de tu coche. ¿Comenzamos?.

Cómo alargar la vida de tu coche de forma correcta

Sigue todos los consejos que te dejamos más abajo para alargar la vida de tu coche.

alargar la vida de tu coche de forma correcta

1. Sigue el mantenimiento recomendado por el fabricante

Cada modelo de automóvil está diseñado para tener un tiempo de funcionamiento específico, que puede variar más o menos, según el tipo de uso que se haga y el cuidado del conductor. Para aumentar la vida útil de tu coche, lo ideal es seguir el plan de mantenimiento preventivo recomendado por el fabricante de automóviles.

Toda esta información la tienes en el  manual del propietario que tendrás en el coche. Hoy en día, hay marcas que ponen el manual a disposición del conductor en las aplicaciones del móvil. Para que el conductor tenga siempre a mano la información del coche.

2. Calibra los neumáticos regularmente

Algo muy sencillo que contribuye a alargar la vida del coche, es calibrar los neumáticos cada 15 días. Lo mejor de esto es que, además de contrarrestar el desgaste de los neumáticos, también contribuye a ahorrar combustible.

Para encontrar la calibración adecuada de tu coche, consulta la indicación del fabricante, que puede estar en el manual del propietario o dibujado en alguna parte del coche. Solo debes tener en cuenta que la calibración puede cambiar dependiendo de la carga que se transporte, ya que con más peso se necesita más presión de aire.

3. Alinea y equilibra las ruedasAlinea y equilibra las ruedas

En el tráfico diario, ya sea sobre tierra o asfalto, es bastante común que el conductor tenga que conducir por carreteras con baches. Con los golpes y sacudidas, se pueden generar problemas en la dirección y suspensión del vehículo. Por lo tanto, el propietario debe realizar la alineación y el calibrado de las ruedas cada 10 mil kilómetros recorridos. De hecho, el procedimiento puede ser necesario antes de este límite, en caso de que haya un golpe más fuerte.

Las señales más comunes que indican que debes calibrar tu coche son las siguientes:

  • Si el volante del automóvil tira hacia un lado.
  • Si el volante empieza a temblar demasiado.

4. Cambia el aceite periódicamente

El aceite de motor es un elemento absolutamente esencial para la conservación del vehículo. El lubricante tiene la función de reducir la fricción entre las partes móviles del motor, ayudando a enfriarlas y eliminando las partículas microscópicas que surgen del desgaste natural de las partes.

Por lo tanto, recuerda cambiar el aceite y el filtro correspondiente según las instrucciones del fabricante. Y no olvides que el aceite tiene fecha de caducidad, por lo tanto, es necesario cambiar el aceite cuando llegue el momento.

También es importante reemplazar el lubricante con el producto recomendado por el fabricante, ya que mezclar aceites puede dañar el motor.

5. Comprueba periódicamente el nivel de agua del radiador

El radiador es una parte clave del sistema de enfriamiento del motor de cualquier automóvil. Es él quien ayuda a mantener la temperatura ideal del motor. Por lo tanto, para prolongar la vida útil de su automóvil, debes verificar con frecuencia el nivel de agua en el depósito del sistema de enfriamiento. Si el agua está por debajo de la recomendación del ensamblador, completa el depósito. Recuerda agregar el aditivo cuando cambies toda el agua en el sistema, generalmente cada 10,000 kilómetros conducidos.

6. Vigila las luces del panel del coche

luces del tablero del coche

luces del tablero del coche

En la mayoría de coches, tenemos un panel eléctrico con diferentes luces que nos indican cuando nuestro coche tiene problemas serios. Así que estate atento a las luces del panel. Cuando se encienda la luz del aceite, la luz de la batería o la del motor, detente y busca de inmediato un taller para solucionar el problema. 

7. No descuides la limpieza del coche

¿Sabías que lavar tu coche continuamente es una actividad que ayuda a alargar su vida?

  • Lavar el coche por fuera contribuye a eliminar las partículas que rayan la carrocería.
  • Limpiar el coche por dentro contribuye a mantener el interior en buen estado.

Por lo tanto, realice la limpieza del vehículo al menos cada 15 días.

Cuida el sistema de aire acondicionado

Mucha gente solo recuerda la existencia del aire acondicionado en verano, cuando es más necesario bajar la temperatura dentro del automóvil. Sin embargo, dejar el dispositivo inactivo durante mucho tiempo puede traer problemas, provocando, por ejemplo, un olor a humedad desagradable cuando se enciende después de un largo período de inactividad. Lo ideal, por tanto, es adquirir el hábito de dejar el aire caliente encendido unos minutos al llegar a casa, al final de la jornada, para secar las conducciones de aire y evitar la proliferación de hongos.

¡Esto ha sido todo!. Esperamos que este artículo te haya resultado útil. Si ahora quieres saber cuáles son los 5 coches que menos entran al taller, continúa navegando por Polemotor.com