Cómo conducir un coche automático de forma correcta. Cada vez son más las personas que deciden cambiar de un coche manual a uno automático. El crecimiento de este tipo de transmisión permite lograr una conducción mucho más cómoda tanto en ciudad como en carretera. Además, un buen uso del vehículo permite que el ahorro también sea mayor en comparación a coches manuales.

Sin embargo, la forma de conducir un coche automático varía en algunos aspectos. Ten en cuenta que ya no tendremos embargue en nuestro coche. Por otro lado, la palanca de cambios es completamente distinta. Por esta razón hemos creado este artículo.

En artículos anteriores hemos hablado acerca de cómo instalar la alarma de un coche o cómo instalar altavoces en el coche. Sin embargo, en esta ocasión hablaremos sobre cómo conducir un coche automático de forma correcta.

Cómo conducir un coche automático paso a pasoCómo conducir un coche automático de fomra correcta

La conducción en sí misma es similar tanto en un coche manual como en uno automático, la diferencia se encuentra principalmente en la palanca de cambios y en la ausencia del pedal de embrague.

Ahora vamos que significa cada símbolo de la caja de cambios automática:

  • P (Parking): proviene de la palabra inglesa ‘parking’, que significa aparcar, pero para facilitar la memorización recuerda que esta posición se utiliza cuando el coche está parado. Al estacionar, coloca la caja de cambios en ‘P’, para que el coche no se mueva y luego no olvides aplicar el freno de mano.
  • N (Neutral): en  esta posición, la transmisión automática no se activa, como en los automóviles con transmisión manual. Es lo mismo que ir en punto muerto. La diferencia es que en el automóvil automático rara vez se usa.
  • R (Marcha atrás): cuando es necesario dar marcha atrás con el coche, es en la posición ‘R. En un coche automático, la marcha atrás solo debe activarse con el automóvil completamente parado. Poner el coche automático en marcha atrás mientras está en movimiento genera un cambio muy fuerte en la caja de cambios y si se hace repetidamente, probablemente tendrás que visitar al mecánico mucho antes de lo que crees.
  • D (Conducción): Es la posición de conducción es la más utilizada. La que usamos para circular y con la que el coche automatiza el cambio de marchas acorde a nuestra velocidad. Como no hay embrague, simplemente controla la velocidad con el pedal del acelerador. Cuando desees reducir un poco la velocidad, simplemente suelta el pie en el acelerador. O usa el freno si necesitas reducir la velocidad más rápidamente.
  • L (Bajo):  esta opción suele utilizarse para poner una marcha más corta en nuestro coche. Cumple la función de freno del motor y debe usarse cuesta abajo para ayudar a los frenos a sujetar el coche, además de ayudar a reducir el desgaste de los frenos, discos y pastillas.

Una vez que conozcas todas las características del control de cambios del coche, lo único que deberás hacer es adaptarte a al coche. Además, al no tener pedal de embrague, deberás reservar el pie izquierdo y no usarlo. Cuando consigas adaptarte a ambas cosas, verás que el cambio merece la pena.

¡Esto ha sido todo!. Esperamos que este artículo te haya resultado útil. Si ahora quieres aprender saber cuando están gastadas las pastillas de freno, continúa navegando por Polemotor.com.