Cómo revisar moto de segunda mano antes de comprar. Con la llegada a de la revolución digital, comprar cualquier cosa nunca fue tan sencillo. Con Internet y el desarrollo de diferentes tecnologías, encontrar el producto ideal al precio ideal se ha vuelto mucho más fácil. Y eso no es diferente con las motos de segunda mano.

Por otra parte, el proceso de acudir a la tienda de vehículos y comprobar personalmente los modelos disponibles no ha dejado de ocurrir y probablemente no dejará de suceder del todo, pero es necesario entender y experimentar nuevas formas de buscar nuevos resultados.

Sin embargo, una de las principales preocupaciones de los compradores, es el miedo a recibir, por ejemplo, una moto dañada, ya que el proceso de compra online dificulta la observación más de cerca del vehículo.

Para estos casos, no hay necesidad de desesperarse. Hay formas de garantizar la compra de motos de segunda mano, tanto en físico como en internet.

En artículos anteriores hemos hablado acerca de cómo saber que tamaño de casco comprar o sobre cuando cambiar el neumático en una moto. No obstante, en el artículo de hoy nos centraremos en explicar cómo revisar moto de segunda mano antes de comprar. ¿Comenzamos?

Cómo revisar moto de segunda mano antes de comprar paso a pasoRevisar moto de segunda mano antes de comprar

Cada uno tiene una respuesta diferente a esta pregunta de acuerdo con sus preferencias y métodos personales. Sin embargo, es posible mostrar algunos detalles básicos a tener en cuenta para ayudar a quienes nunca se han comprado una moto semi nueva. A continuación te lo explicamos paso a paso.

1. Verifica el kilometraje del vehículo

En primer lugar, debes fijarte en el kilometraje. Se puede ver en el odómetro ubicado en la parte superior del manillar. Desde ahí podrás saber qué tan lejos ha viajado la moto.

Debes tener en cuenta que si una moto es relativamente nueva, pero tiene un kilometraje muy elevado, no es recomendable su compra. Por otro lado, un kilometraje reducido en una moto antigua también puede generar bastantes inconvenientes.

También hay personas que trucan el cuenta kilómetros de la moto, para ello es necesario revisar todos los datos del vehículo y su aspecto.

Desde Polemotor te recomendamos que observes bien el kilometraje y busques información sobre la longevidad del modelo que estás buscando.

2. Busca el informe del vehículo

Comprar una motocicleta usada es comprar un vehículo y toda su historia. Por tanto, es absolutamente necesario buscar información sobre el pasado del vehículo.

Averigua si se han realizado revisiones, si la moto ha sufrido colisiones o si se han sustituido piezas en algún momento. De este modo, podrás obtener una radiografía completa de la situación antes de continuar con la compra.

3. Prueba personalmente las motos usadas

En el concesionario, este proceso será más fácil, ya que las motos estarán listas para ser observadas y, a veces, incluso probadas. En el caso de compras a través de sitios web especializados, será necesario concertar una cita con el propietario de la moto.

A la hora de comprobar el vehículo, busca rayones en la pintura, daños en general y posibles ruidos extraños al arrancar. Además, no olvides revisar la parte inferior de la motocicleta, que a menudo muchos pasan por alto.

Por último, te recomendamos que tengas paciencia en la compra de una moto de segunda mano. Es fundamental que tanto el kilometraje, como la historia y la prueba den buenos resultado. En caso contrario, desestima la compra, ya que de este modo evitarás futuros imprevistos.

¡Esto ha sido todo!. Esperamos que este artículo te haya resultado útil. Si ahora quieres saber cómo funcionan las marchas en una moto, continúa navegando por Polemotor.com.