Cómo saber si tus ruedas están gastadas. La gran mayoría de conductores son conscientes de la importancia de llevar un vehículo en buen estado. Sin embargo, muchos posponen el cuidado de su coche por razones económicas o simplemente procrastinan. No obstante, todo el mundo debe tener en cuenta que un neumático desgastado contribuye a una conducción insegura.

En artículos anteriores hemo hablado acerca de cuando cambiar las pastillas de freno o de cómo alargar la vida de tu coche. No obstante, en esta ocasión hablaremos sobre cómo saber si tus ruedas están gastadas.

Cómo saber si tus ruedas están gastadas paso a paso

A continuación vamos a especificar todos los pasos que puedes llevar a cabo para saber si tus ruedas están gastadas de forma correcta. Si no funciona un método prueba con otro. Y si puedes, hazlo todos.

1. Observa indicador de desgaste de la banda de rodadura

TWI (indicador de desgaste de la banda de rodadura)

Para saber si la rueda está en buenas condiciones, es importante mirar los indicadores de desgaste que aparecen en la foto. El TWI es la línea entre las ranuras de la banda de rodadura e indica el límite de desgaste del neumático, que debe tener una profundidad mínima de 1,6 mm (en cada país es distinto).

2. Mirar la Fecha de caducidadFecha de caducidad ruedas

Aunque el estado del neumático sea el adecuado y la banda de rodadura tenga la profundidad suficiente, es importante analizar la fecha de fabricación, ya que tienen una vigencia máxima de cinco años.

Para ello, es posible observar una marca grabada en el lateral de la pieza. Junto a esta marca hay cuatro dígitos que indican la semana y el año de fabricación del neumático. Por ejemplo, si el neumático dice «131214», significa que se fabricó en la semana 13 del año 2012.

3. Cambia de lado las ruedas del vehículoCambia de lado las ruedas del vehículo

El cambio se realiza para que los neumáticos se puedan desgastar de manera más uniforme, ayudando a aumentar la vida útil de las ruedas.

El procedimiento sugerido en la mayoría de manuales es la forma paralela, que se realiza cambiando los neumáticos que están en la parte delantera por la trasera o viceversa. Sin embargo, la rueda en X, es la más adecuada en varias situaciones: en ella, el neumático delantero derecho se reemplaza por el trasero izquierdo y el trasero derecho por el delantero izquierdo.

Independientemente de tu elección, se recomienda que la rotación se realice cada 5 mil km.

4. Evita la sobrecarga

El exceso de equipaje y la sobrecarga son condiciones que también pueden dañar los neumáticos. Debes tener en cuenta que cuando están sobrecargados, pueden calentarse demasiado y, en consecuencia, dañar su estructura.

Por ello, es fundamental no superar el límite de carga establecido en los neumáticos y conocer el peso máximo que puede soportar. Solo tienes que  verificar la información en la tabla de carga de llantas, que son los números estampados en la goma lateral.

5. Verifica periódicamente la suspensión, la alineación y la calibraciónVerifica periódicamente la suspensión, la alineación y la calibración

Además de estar alerta al estado de los neumáticos, es importante que el propietario también realice algunos ajustes que son necesarios para aumentar la durabilidad y mantener el mantenimiento preventivo del vehículo. Siempre tenga en cuenta los siguientes factores:

  • Suspensión: actúa directamente sobre los neumáticos y puede contribuir a su desgaste y aparición de irregularidades más rápidamente.
  • Alineación y Equilibrio: un mal estado de la alineación de los ejes puede provocar daños en la suspensión, además de inestabilidad, desgaste localizado de la llanta e inseguridad para el conductor.
  • Calibración de los neumáticos: cuando se supera la presión, el desgaste en el centro de la rueda aumenta y genera pérdida de estabilidad, especialmente en curvas.

Para mantener el neumático debidamente calibrado se recomienda realizar un pequeño mantenimiento cada semana o quince días.

¡Esto ha sido todo!. Esperamos que este artículo te haya resultado útil. Si ahora quieres aprender a organizar el maletero del coche, continúa navegando por Polemotor.com.