¿Cuándo debo cambiar las pastillas de freno?. Cambiar las pastillas de freno en el coche, es una parte crucial del mantenimiento del vehículo. Por lo tanto, es necesario saber cuando hay que cambiarlas o de lo contrario puede causarte serios problemas.

Además, es imposible saber cuando cambiar las pastillas si no dispones de los conocimientos necesarios. Por lo tanto, desde Polemotor.com vamos a explicarte de manera fácil y rápida, todo lo que debes saber sobre el estado de las pastillas.

En artículos anteriores hemos hablado acerca de cómo alargar la vida de tu coche o cómo organizar el maletero del coche. No obstante, hoy vamos a hablar sobre cuando cambiar las pastillas de freno. ¿Comenzamos?

Cuándo debo cambiar las pastillas de freno del coche

Cuándo cambiar las pastillas de freno

Las pastillas de freno forman parte del sistema de frenado del coche junto a los discos. Cuando se presiona el pedal del freno, la pastilla presiona el disco bloqueando que la rueda siga girando.

La vida útil de una pastilla de freno varía de un conductor a otro, ya que si la conducción es brusca se desgastará más rápido. Sin embargo si la conducción es suave, tienen a durar bastante tiempo.

Normalmente, la indicación de los fabricantes de coches es que la revisión preventiva se realice cada 5.000 km.  No obstante, los especialistas en frenos, aconsejan al conductor que sustituya la pastilla entre 30.000 y 40.000 km. Después de este período, el desgaste de los frenos se vuelve inevitable. En consecuencia, el material de fricción se reduce hasta que el nivel de seguridad es mínimo.

Cómo saber que hay que cambiar las pastillas de freno

Por otro lado, hay ocasiones en las que no es suficiente conocer las instrucciones del fabricante para saber en qué estado se encuentran las pastillas de freno. Sin embargo, es posible saber si debes acudir a un taller o puedes dejar pasar un poco más de tiempo:

  • Ver grietas u otros signos de deterioro en las pastillas significa que están al final de su vida útil.
  • Pisar el freno y notar que el coche tarda más en frenar.
  • Se oyen ruidos metálicos al frenar.
  • El espesor de las placas es menor de 2 mm.
  • Pedal del freno está más bajo de lo normal

Por lo tanto, si ves que las pastillas de tu coche presentan algunos de los problemas mencionados anteriormente, deberás acudir a un taller de confianza para cambiar las pastillas de freno. Además, si eres propietario de un coche automático, las posibilidades de que tus frenos se desgasten son mayores.

¡Esto ha sido todo!. Esperamos que este artículo te haya resultado útil. Si ahora quieres aprender a abrir el coche con las llaves dentro, continúa navegando por Polemotor.com