¿Por qué sale humo blanco del tubo de escape?. Algo muy común que le suele ocurrir a las personas que circulan en coche, es que al arrancarlo sale humo blanco del tubo de escape. En ocasiones no supone ningún inconveniente, sin embargo, en otras ocasiones puede suponer un problema grave. 

Por esta razón, desde Polemotor.com hemos preparado esta breve guía. Queremos ayudarte a que entiendas las razones por las cuales sale humo blanco del motor de tu coche. ¿Comenzamos?

Principales causas por las que sale humo blanco del tubo de escape

A continuación vamos a enumerar las principales causas por las que sale humo blanco en nuestro coche y cómo saber ante cuál nos encontramos:humo blanco del tubo de escape

1. Agua por condensación en el tubo de escape

Durante las mañanas frías, el agua, que se condensa dentro del tubo de escape, se evapora al calentarla con el gas que desprende el motor. Por esta razón, al entrar en contacto con el ambiente frío y húmedo, se elimina del escape en forma de humo blanco.

Si enciendes el coche durante una mañana fría y notas que sale humo blanco no debes preocuparte, ya que es muy común y ocurre con frecuencia. El humo se disipará en cuanto termine la condensación de agua en el escape.

Sin embargo, si el humo blanco continúa durante más tiempo,  es posible que haya un problema con el motor. 

2. Problemas con la Junta de culata

La junta de culata es como un sello que comprime el agua y aceite colocado entre el bloque y la cabeza del motor. Cuando se quema, se rompe o se agrieta, termina permitiendo que la cámara de combustión se contamine con agua o aceite.

La entrada de agua al bloque del motor genera humo blanco, generalmente con un olor dulce. En este caso solo queda cambiar la junta de culata.

El problema con los cambios de junta de culata radica en el precio. Es bastante elevado y, si acabas en manos de un mecánico de dudosa reputación, es posible que pagues precios disparatados por una calidad mediocre.

3. Problemas con el Bloque de motor

Al igual que la culata, el bloque del motor también puede tener grietas o zonas de refrigeración dañadas por la corrosión, lo que permite que el agua llegue a la cámara de combustión y se consuma. La solución suele ser revisar el motor, pero dependiendo del daño, puede que no valga la pena, ya que el servicio actual es extremadamente caro y poco práctico en muchos casos.

Cómo saber si es un problema del motor

Ante de nada, la mejor forma de saber si tu coche está sufriendo problemas de motor es controlando el nivel de agua del bote de reserva del anticongelante. Este bote se encuentra en el compartimento del motor; en caso de que descienda el nivel de forma brusca, significa que ese fluido se está perdiendo en el motor.

También habrá que comprobar que el radiador no sufra pérdidas y que las tuberías que entran dentro del compartimento del conductor tampoco las tenga.

¡Esto ha sido todo!. Esperamos que este artículo te haya resultado útil. Si ahora quieres aprender a pulir los faros de tu coche de forma casera, continúa navegando por Polemotor.com.